Nuestra Huella Interna

Aunque las instalaciones de Quaker tienen una huella medioambiental relativamente pequeña, nos proponemos reducir cada vez más nuestro impacto sobre el medioambiente.

En 2014, todas las plantas de fabricación de Quaker de todo el mundo se fijaron el objetivo de reducir anualmente la electricidad, combustible, agua y aguas residuales en un 3 %. Durante ese año hicimos un gran progreso en la consecución de ese objetivo, aunque no todas las plantas pudieron conseguirlo.
En 2015 adaptamos ese objetivo, de forma que para 2019, pretendemos reducir en un 10% los impactos arriba indicados en cada región. Este cambio en los objetivos nos dará un plazo más largo para lograr resultados, incluyendo más tiempo para rentabilizar la inversión en ciertas iniciativas y compensar los diferentes tamaños de nuestras operaciones individuales.

Seguimos buscando medios para reducir nuestra huella interna, y en 2015 elaboramos planes de cuatro años para ayudarnos a alcanzar nuevas metas de reducción de estos mismos impactos en un 10 % en todas las regiones.

 

 

Quaker CSR Chart 2015