REACH

Registro, evaluación, autorización y restricción de sustancias químicas

Contacto

Departamento de REACH
Quaker Chemical
reach@quakerchem.com

El REACH (Reglamento (CE) N.º 1907/2006) es la nueva legislación de la Unión Europea reguladora de las sustancias químicas. Entró en vigor el 1 de junio de 2007 en forma de reglamento y con efecto inmediato en todos los Estados miembros de la UE.

 

La política en materia de sustancias químicas en la Unión Europea

En la Unión Europea (UE), la fabricación de sustancias químicas es la tercera industria mundial, incluidas 31 000 empresas que emplean a 1,9 millones de personas.1 Las sustancias químicas son importantes para la economía de la UE.

El uso de estas sustancias puede suponer riesgos. Los incidentes registrados de alergias, algunos tipos de cáncer y trastornos reproductivos van en aumento en Europa, y las sustancias químicas podrían ser la causa de ello. Además, hay estudios que revelan que algunos animales (ranas, aves, peces) sufren infertilidad y cambios de sexo, en relación con determinadas sustancias químicas que afectan a las hormonas.2

En 1981, se comercializaron en el mercado de la UE más de 100 000 sustancias químicas, –de las cuales 30 000 se fabricaban periódicamente– y desconocemos, en buena medida, todo lo relacionado con estas. (Hasta mayo de 2015 aproximadamente, se han presentado 8400 informes de registro de sustancias únicas ante la ECHA (Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas) en Helsinki).

Para reducir los riesgos y mejorar la transparencia, la Comisión Europea ha desarrollado un sistema reglamentario llamado REACH. Está destinado a garantizar una mejor protección de la salud humana y el medioambiente y, al mismo tiempo impulsar la competencia fomentando la innovación y garantizando la aplicación de normas estrictas de seguridad para las sustancias químicas.

 

Requisitos

REACH obliga a las empresas que asuman la responsabilidad por las sustancias químicas que fabrican, importan o suministran en la UE. Si bien una gran parte de la responsabilidad reside en el fabricante original de sustancias químicas de la UE o en la empresa radicada en Europa que los importa a la UE, todas las organizaciones que mezclan sustancias químicas con otros productos y los usuarios de esos productos también tienen obligaciones en el marco de REACH. Deben presentar recomendaciones en lo que se refiere a propiedades, usos y manipulación segura. El trabajo conjunto y el intercambio de información entre las empresas son recomendables para la mejora de la industria. La comunicación entre proveedores y usuarios de sustancias químicas –la cadena de suministro– constituye un elemento esencial de REACH.

 

Prerregistro: la primera fase de REACH

Todas las sustancias que se utilizan actualmente en la UE deberán haberse prerregistrado por cada fabricante e importador antes del 1 de diciembre de 2008. La OMISIÓN en el PRERREGISTRO se entenderá como que usted ya no tiene autorización para fabricar, importar o suministrar productos en la UE. Sin embargo, está permitido el registro extemporáneo de las sustancias que hayan sido fabricadas e importadas pero solo en caso de volúmenes reducidos (inferiores a 100 toneladas anuales).

 

Registros: la segunda fase de REACH

Todas las sustancias fabricadas o importadas a la UE en cantidades superiores a una tonelada anual por fabricante o importador deberán registrarse. Para ello será necesario la presentación de un expediente de datos ante la ECHA en Helsinki. Este expediente contendrá los datos sobre las propiedades peligrosas de las sustancias, sus usos y, en la mayoría de los casos, una evaluación de riesgos (informe sobre la seguridad química) relativo a cada tipo distinto de uso. Los datos reales del expediente y la fecha en que debe presentarse la solicitud de registro dependerán de los riesgos que presenten las sustancias y la cantidad fabricada o importada por cada empresa.

La primera fase de sustancias en las que se exige registro serán las clasificadas dentro de la categoría 1 y 2 como carcinógenas, mutagénicas o reprotóxicas (CMR) con arreglo a la legislación comunitaria; las clasificadas como R50/53, (muy tóxicas para los organismos acuáticos, pueden provocar efectos nocivos a largo plazo sobre el medio acuático) y con un volumen de fabricación o importación superior a 100 toneladas anuales; y sustancias con un volumen de fabricación superior a 1000 toneladas anuales por fabricante. Estas sustancias deberán haberse registrado antes del 1 de diciembre de 2010.

Las sustancias de la segunda fase en las que se exige registro serán aquellas con un volumen de fabricación o importación superior a 100 toneladas anuales e inferiores a 1000 toneladas anuales por fabricante. Estas sustancias se han registrado antes del 1 de junio de 2013.

Las sustancias de la tercera y última fase en las que se exige registro serán las que se fabrican o importan en cantidades superiores a 1 tonelada anual e inferiores a 100 toneladas anuales por fabricante. Estas sustancias deberán haberse registrado antes del 1 de junio de 2018.

Quaker presentó expedientes ante la ECHA en 2010 y en 2013 debidamente y seguirá presentándolos en los años venideros.

 

Evaluación: la tercera fase de REACH

Hay dos fases en cada evaluación:

  • Evaluación de expedientes – El expediente de registro se revisará para comprobar su integridad y se decidirá si se requiere información adicional para realizar las evaluaciones de riesgos.
  • Evaluación de sustancias – Las propiedades peligrosas de una sustancia y la forma en que se utiliza serán objeto de una evaluación detallada por parte de las autoridades competentes de los Estados miembros de la UE. Si no existen motivos de preocupación, se permitirá que se siga utilizando dicha sustancia. Si existen motivos de preocupación, se podrá exigir información adicional o proponer controles sobre el uso de esa sustancia. Las sustancias se priorizarán para esta evaluación basándose en su nivel de riesgo para la salud humana y el medioambiente. En la actualidad, Quaker está en espera de la evaluación (expediente y sustancia) prevista por la ECHA. Quaker ha remitido nuevamente, a petición de la ECHA, algunos expedientes, y por otro lado, Quaker mantiene conversaciones con la ECHA sobre la identidad de las sustancias.

volver al principio de la página

 

Autorización y restricciones

Esto se aplica a las sustancias más peligrosas, como las sustancias CMR de las categorías 1 y 2, identificadas como PBT o mPmB y disruptores endocrinos. El uso de estas sustancias (una lista elaborada por la ECHA y comercializada como sustancias de alto riesgo) solo se podrán utilizar previa autorización expresa por la Comisión Europea. Dicha autorización estará limitada en el tiempo en función de cada caso.

Si se demuestra que el uso de una sustancia es inaceptable por razones sanitarias o medioambientales, podrán imponerse restricciones o incluso prohibiciones al uso de la misma; las restricciones del REACH sustituirán a las restricciones actuales con arreglo a la Directiva sobre comercialización y uso en vigor, 76/769/EEC y sus modificaciones a partir del 1 de junio de 2009. Todas las restricciones existentes se han transferido al REACH.

 

Repercusiones

Los fabricantes de materias primas son responsables de su registro, de manera que la tarea principal de Quaker es coordinarse con los proveedores con respecto a los materiales afectados. Invertimos recursos importantes a fin de que nuestras materias primas estén en consonancia con la línea de productos. Quaker puede reducir los proveedores o encontrar alternativas más seguras. Si se suspenden algunas sustancias, tendremos que reformular los productos.

Si bien esta es actualmente una legislación de la UE, otros países como Corea del Sur y Turquía están en vías de activar el REACH como reglamento; será cuestión de tiempo hasta que otros países sigan los mismos pasos y tendrán presencia mundial. REACH ya ejerce influencia en Quaker más allá de Europa. Epmar, AC Products, Summit Lubricants y G.W. Smith and Sons, Inc., nuestras filiales fuera de Europa, exportan productos a Europa, y por lo tanto, deben cumplir los requisitos del REACH.

Sabemos que el reglamento REACH de la UE ha afectado y afectará a los precios de la industria en cierta medida, y prevemos que los costes de los proveedores influyan en los costes de Quaker. Sin embargo, las implicaciones totales no serán evidentes hasta después de que se aplique el reglamento (2018).

 

REACH

  Hecho 1:  Necesitamos sustancias químicas y una industria fuerte
  Hecho 2:  Las sustancias químicas pueden presentar riesgos, pero la información es imprecisa
  Hecho 3:  El reglamento REACH proporcionará un mayor nivel de protección a la humanidad y el medioambiente

 

 

Hoja informativa sobre medioambiente

Siglas
ECHA: Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas
REACH: Registro, evaluación, autorización y restricción de sustancias químicas
CMR: Carcinógenos, mutágenos y reprotoxinas
PBT: Persistentes, bioacumulativas y tóxicas
mPmB: muy persistentes y muy bioacumulativas
SVHC: Sustancias de alto riesgo

1  “Hechos y cifras – La industria química europea desde una perspectiva mundial,” enero de 2005, Consejo Europeo de la Industria Química (www.cefic.org/factsandfigures/).

2, 3 “Hoja informativa sobre medioambiente: REACH,” 2006, Comisión Europea.

volver al principio de la página